Captura de pantalla 2021 09 07 225957

La Intermitencia de Venus y Marte

Los maltratados glifos han perdido seriedad al ser estampados en las puertas de los baños públicos, destino cruel si lo hay. Tanta energía universal y gloriosa, vulgarmente representada por una mente básica y creativa, que decidió inmortalizar a la chica desnudita y al hombrecito de gran pene, en la entrada del excusado. Quien no imagino alguna vez, que al cerrar los bares, estos dos personajes se hacían una gran festichola, pero parece que la cosa no es tan simple para ellos y que al menor descuido se secan los trapitos al sol.

El señor Marte que quiere hacer vale su independencia y la “Susanita” de Venus que insiste con su impulso de unión y relación marital, es decir que surge la tensión, cuando estos dos planetas se encuentran en un aspecto difícil, como en la cuadratura y cuanto más se vincula y compromete Marte con Venus, este siente que pierde su individualidad como en la oposición.

Si alguna vez sentiste que fuiste todo amor, que perdiste la cabeza, o que lo único que querías era bajarle a la luna a esa persona que te explotaba mente y corazón, estabas optando por tu lado Venusino, dispuesta a adaptarte y comprometerte, negando tu lado marciano. Pero el guerrero jamás se entrega (Marte) y dejara en libertad la furia y el resentimiento que se fue fermentando inconscientemente, cuando disimulaba, aceptando incondicionalmente el compromiso. Es decir que en un dar vuelta la página, la dulce Venusina que no le dio lugar a su Marte, termina invadida por el y no de manera muy amistosa.

Pero como todo es un ida y vuelta, un adentro y afuera, o justamente nunca tan bien dicho, un arriba y abajo, puede que te gane tu lado Marciano y que insistas constantemente en que el otro sea quien se adapte, vos dirigís la obra…pero de amor hablamos otro día. La consecuencia de esto es que el otro solo quiera tomar unos cuantos kilómetros de distancia. Pero es ahí donde el lado Venusino se empieza a manifestar y como no puede vivir sin él, porque lo ama y lo necesita, le pide que vuelva, que lo cuidara amorosamente, le promete el oro y el moro, la chancha y los chanchitos, ¿pero cuanto durara este maravilloso y falso idilio?

Tener a Venus y Marte en un aspecto difícil es pasar del amor al odio, de la adaptación a la exigencia, de la pasión al poder, pero cuando están en buen aspecto Marte sabe defenderse y hacerse valer, mientras Venus con diplomacia se sensibiliza ante las necesidades ajenas. Es decir que Marte actúa, y muestra su poder, pero con los valores y el encanto de Venus y es ahí donde surge la seducción. Si bien pasan horas aburridas los decoradores de “puertas escatológicas”, cuando los trígonos o los tránsitos acompañan, dan rienda suelta a su pasión y se van de parranda antes de que se apague la última luz...

Marte Venus

Sonia Rojas 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://bit.ly/soniarojas.com.ar

+ 54 9 11 3103 2447

@sonia.rojas.sony

neuronas

Las dos neuronas de Marte

Todos sabemos que nuestro maligno menor, llamado Marte, se regodea en su casa de fuego y acción, por ser Aries su domicilio. Su energía marciana es maravillosamente útil, cuando nos abriga con calor, nos ilumina y nos inunda de energía para ejecutar la acción. Este planeta, también llamado rojo, se podría comparar con el vital torbellino de células sanguíneas que corren por nuestras venas, agitando el oxígeno, moviéndose por impulso aun contra la gravedad, corriendo el riesgo también de llevarnos a un colapso si esa sangre se desmadra y triplica su velocidad. La agresividad es una energía natural que representa a este significador astrológico y que, nos guste o no, todos tenemos en algún rincón de nuestra carta, expresando nuestros impulsos agresivos innatos. Nuestra estructura biológica tiene algunos componentes instintivos esenciales como el impulso sexual o la agresividad y ambos se relacionan estrechamente entre sí y tradicionalmente con Marte. Existe una correlación de 14 cambios fisiológicos comunes entre una persona con un momento de excitación sexual o con un ataque de ira. ¡Qué sería de nosotros y de nuestros cuerpos si Marte no se reflejara en la agresividad!

Toda materia viviente posee la tendencia innata de crecer y dominar la vida, pero cuando esa fuerza vital se ve obstruida, se hacen presente el odio y la furia. Si bien es cierto que debemos reducir la energía negativa de la agresividad, no podemos liberarnos totalmente de esa parte de nuestra propia naturaleza, por la sencilla razón de que viene en nuestro combo y porque hay una parte de ella (la sana) que debemos atender si nos interesa nuestra supervivencia.

Es decir que, si bien Marte puede descontrolarse, también nos da la voluntad de desarrollarnos, crecer, avanzar y progresar, pero si todos eso movimientos de fichas en el tablero se ven impedidos, (por modalidades en nuestra carta natal) se convierten en colera, que no es otra cosa que un movimiento bloqueado. Esa agresividad también se puede volcar hacia adentro, de manera negativa, entrometerse en nuestro “mundo interior”, atacando la mente y el cuerpo,  en consecuencia, agravando la convivencia con los otros. Pero si Marte no estuviera en nuestra carta, no tendríamos el dominio de nuestro “mundo exterior”, no tendríamos el impulso de aprender cosas nuevas, ni la posibilidad de decir si o no, de leer un libro, de resolver un problema matemático complejo, de dominar un idioma, de vencer una dificultad o enfrentarnos con un obstáculo. Ni siquiera se podría expresar nuestra creatividad si Marte no nos pone en marcha y ejecuta la acción. “Marte es la fuerza que germina la semilla” y allí donde se encuentre en nuestra carta, desarrollara de manera sana su agresividad…o no. Este pequeño, tiene el poder de frústranos, generarnos conductas indeseables o dolores de cabeza, tanto como hacernos vibrar, explotar de vitalidad o generarnos escalofríos de placer. En conclusión, la expresión dispar de la energía Marciana es paradójica, por un lado, afirma nuestra identidad, pero también puede generarnos comportamientos desagradables; y esta dualidad se ve con claridad en la Mitología y las diferentes formas en que se representaba al Dios Marte entre los griegos y los romanos.

Si estas tratando de seducir a alguien y te dice ¡cómprate dos neuronas! Es porque se le escapo el carnero y seguramente en lo que menos piensa, es en hacerte el amor.

 

Cordero                                                                                                                                                                                                                                     Sonia Rojas

 

universo OrionEstamos parados dentro de un sistema planetario, en una galaxia espiralada llamada Via Lactea; ella cuenta con algunos brazos, y ahí en la inmensidad de lo infinito y lo finito, como si fuera la cabeza de un alfiler en el fondo del océano, estamos nosotros reposando sobre el Brazo de Orión. Me veo allí, parada, y me pregunto por un instante que nos pasa que nos creemos más poderosos, sabios e inteligentes que la naturaleza? Nuestro ombliogo parece más grande que nuestra cabeza, al sentir la injusticia del encierro, de la perdida de libertad. Culpamos a diestra y siniestra a los responsables de nuestra desdicha, nuestra fiesta cancelada, nuestra economía estrujada, nuestros viajes postergados. No importa la religión, creencia o partido político al que pertenecemos, si es que pertenecemos a alguno, pero la insatisfacción está presente en todo y por todo. Es posible no escuchar, cuando no estamos dispuestos, y mucho menos a sentir, cuando no hay una vibración interior que te mande alguna señal y ahí andamos deambulando por la vida, errandole al viscachazo en tiempos de pandemia. Se te inundan los ojos de lágrimas cuando no pudiste festejar tu boda en una quinta con 200 personas, o cuando tu hijo se pierde la adrenalina de la adolescencia sin poder reunirse con sus amigos. Me da la sensación que lo que nunca perdiste y aún no te diste cuenta, es ese rayito de sol, que por ahora te entibia la cara y te da cosquillas en la nariz. A mi entender, la situación actual a nivel mundial, me expresa un mensaje claro y concreto desde el universo. No es mi casa, ni mi familia, ni siquiera es mi pais el que está colapsado, nos tienen con el pecho lleno de incertidumbre y el pensamiento galopando. Es en estos tiempos donde más deberíamos validar y valorar al otro, al que esta más abajo de nosotros (entiéndase por quienes tienen menos posibilidades), donde estás obligado a explorarte y preguntarte todo aquello que nunca te preguntaste. Es ahora, cuando se te achican las paredes pero si levantas la cabeza, hay un cielo celeste o azul a donde mirar. Te pusiste a pensar por donde andas? revisaste tus deudas no materiales? buscaste la mejor versión de vos?  Cuando te vuelvas a agobiar por las injusticias de este encierro, pensá por un segundo que tan solo estas parado en el Brazo de Orion...

  
 

Todos nosotros somos competentes y vivimos en un flujo natural, o al menos eso intentamos, relacionándonos con otros seres y generando acciones creadoras, es decir sabemos hasta el cansancio, que lo ideal es dejarnos “fluir”. Aunque no siempre lo logramos, el objetivo final siempre es obtener un resultado satisfactorio, queremos que todo salga bien, a pesar de que la experiencia nos dice, que tensiones y conflictos, no siempre nos dejen llegar al objetivo.

Cuando ese fluir natural del transitar diario se rompe, es cuando generamos un “quiebre” y se nos presenta generalmente con un evento, circunstancia o situación que nos altera la existencia.

Para reconocer ese quiebre es importante hacer un juicio (de interpretación) al reconocer que algo anda mal, algo se rompió, algo falta, o está excedido. Y a continuación necesitamos una declaración (visualización) que me incomode al reconocer cuanto me afecta, me condiciona o bloquea esa situación. Cuando tenemos la suerte de poder quebrar nos estamos conectando con nosotros mismos, y estamos aptos para limpiarnos de esa toxicidad que nos bloqueaba o como diría mi abuelita, de poner las manos en la masa.

A diferencia de Neptuno que nos introduce en lo etéreo, lo espiritual y lo confuso, Plutón es quien nos fuerza a aventurarnos hacia abajo, nos introduce en el más profundo sótano de nuestro ser, para encontrarnos con nuestro interior y desde sus sombras recolectar la energía necesaria para brotar desbordantemente a la superficie. La liberación de la energía plutoniana da una sensación de una expulsión violenta y vomitiva, como si reventáramos un grano, y nos deja casi indefensos, en medio de una gran frustración, que nos abruma. Pero entre sus andanzas, Plutón logra, que esa energía desbordada y casi violenta, al decantar, nos conecta con lo más íntimo de nuestro ser, liberando así, todo lo que no es útil en nuestra vida, para permitirnos fluir de manera natural y tomar contacto así con lo realmente esencial.

Astrológicamente a Plutón se lo llama “el gran renovador” y se considera que aquello de la persona que está muy enterrado, lo saca a la superficie para expresarlo. Se lo define como “Transformador” y se lo asocia al verdadero dominio personal.

Cuando generamos un quiebre, Plutón está haciendo de las suyas, no te rehúses a sus andanzas, porque es tu mejor opción, a la hora de desintoxicarte para poder renacer.

¿Cuándo fue la última vez que sentiste un quiebre al mejor estilo plutoniano?

 

Sonia Rojas

Sesiones de coaching astrológico

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://bit/ly/soniarojas

+54 9 11 3103 2447

Los designios de ALGOL

Simbología y los mensajes del Cosmos (Los designios de Algol)

El universo se palpa en cada mensaje entre líneas que nos llega casi al descuido. Prestar atención al Cosmos, es reconocer que nos habla constantemente y mediante símbolos y les aseguro que no estoy exagerando ni un poquito. Al referirnos a simbolismos, no me estoy refiriendo a la ardua tarea de tener que estar asociando cada paso o movimiento con un llamado del más allá o del más acá, sino más bien a esos actos sencillos, imprevistos, que nos hacen un llamado de atención, cuando su representación es concreta y tangible. El universo diseña y la simbología concreta.

A veces, hasta me impresiona un poco, tanta representación o “bajada a tierra”, como la noche que Ruperta, mi perra, intensa por demás para mi gusto, irrumpió abruptamente en mi taller y se llevó puesto, un maniquí de mujer de fibra de vidrio, que se estrelló contra el piso Esa noche y en ese preciso instante, yo hablaba por teléfono, cuando mi hijo me cuenta el incidente de la perra sin darme más detalles.

Mientras continuo la conversación telefónica, y por esa inquieta costumbre de hacer varias cosas a la vez, manipulo el mouse y aterrizo en una página que me habla de los grados y los signos. Más allá de las interpretaciones personales y sin entrar en discusiones estériles, a mí siempre me llamó la atención el grado 20 de mi Ascendente en Aries, así que como ameritaba la ocasión, fui directo a hurguetear en la página el significado de dicho grado zodiacal, según Charubel. A esto podríamos agregarle una nota de color, y es contarles de la línea delgadísima y profunda que desde mi nacimiento atraviesa mi cuello de forma latitudinal, y que también me genera inquietud.

“Grado 20 (Aries): Un hombre yace en el suelo con el cuello seccionado. Este parece ser un grado sangriento….”, exactamente eso decía el texto. Al comentárselo a mi compañero de conversación, un poco sabio en el tema, me hace caer en la cuenta que exactamente en ese momento, Marte, el regente de mi ascendente (Aries) se encontraba sobre la terrible, temible y endemoniada estrella ALGOL, también llamada “Cabeza de Satanás” por lo hebreos, que se encuentra en el 26° de Tauro. Si tenemos en cuenta la relación de Algol con la decapitación y el ahorcamiento, y de la violenta energía de Marte, no fue extraño que ambos nos hayamos sorprendido, ante la descripción del grado 20 en Aries de manera casual e inesperada en la pantalla de mi ordenador.

Me acosté interpretando, sin caer en vulgares determinismos, cuál sería el mensaje de tal situación? Al día siguiente encontré el maniquí de mujer, que mi perra atolondradamente se había llevado por delante, sin ningún tipo de rasguño ni avería…salvo su cabeza, que se encontraba perfectamente seccionada, a sus pies.

Si me pongo a pensar fríamente, mi maniquí de fibra de vidrio, enfrento a las maléficas intensiones de Algol, salvándome así, de tales designios, al menos en esta ocasión.

                                                                                                                                                         

Sonia Rojas

 http://bit.ly/soniarojas 

 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

+54 9 11 3103 2447